Rusia y Argentina pugnan hoy por el título de la XXXV edición del COTIF

 

Países de cuatro continentes han seguido de cerca la trigésimo quinta edición del COTIF de l’Alcúdia pero sólo dos de ellos se jugarán hoy el título a partir de las 22:30 horas tras una fase de clasificación y unas semifinales que dejaron momentos de gran intensidad y emoción. Los elegidos son Rusia y Argentina, los máximos favoritos después de los primeros partidos pero que después observaron que las cosas no son tan fáciles, sobre todo cuando se disputa un torneo tan complicado y con tanta solera como el alcudiano.

Argentina tuvo que sudar sangre para poder meterse en la final de hoy. Cuando el colegiado pitó el final del partido los albicelestes lo celebraron como una victoria. Habían aguantado más de medio partido con un hombre menos por la expulsión de Ayala por doble amarilla. Los penaltis eran un regalo para el conjunto entrenado por Lionel Scaloni y Pablo Aimar, que vivieron de forma muy intensa el duelo, en una demostración más del temperamento que quiere recuperar Argentina. Uruguay lo hizo prácticamente todo en el partido. En la primera parte capitaneó el juego y quiso llegar con peligro. Sin embargo, le faltó la puntería que su delantero Thiago Vecino sí demostró en anteriores encuentros. Cuando después del descanso, Scaloni reordenó a su equipo, desarmó a Uruguay. En los penaltis parecía que estaba todo escrito porque en esos momentos pesa más el estado anímico (mezcolado con el físico) que la calidad. El resultado fue 3-1 y los uruguayos fallaron tres penaltis. Argentina vuelve a la final dos años después de perderla contra España.

Rusia, por su parte, prácticamente arrasó a Venezuela. Le asestó un duro golpe pocos segundos antes de que llegase el descanso y cuando se volvió del asueto no hubo historia. Los rusos certificaron el triunfo gracias al gol de Iakovlev en el primer acto y otro de penalti transformado por el pichichi del torneo, Glushenkov. Tras anotar el segundo tanto, el seleccionador ruso dio descanso a dos de sus mejores hombres como Glushenkov y Tsypchenko y se dedicó a defender y especular con el resultado. Venezuela, con más corazón que acierto, buscó con insistencia el gol, pero ya no lo halló y el partido finalizó con el triunfo ruso.

Retransmisión mundial

La final se jugará hoy a partir de las 22:30 horas. La Ciutat Esportiva Els Arcs de l’Alcúdia espera una importante presencia de público, con más de seis mil personas. De hecho, ya en las semifinales se registraron llenos, sobre todo en el derbi suramericano, que levantó pasiones. Incluso las gradas adicionales que se han construido en el estadio se llenaron, lo que confirma la necesidad de ir ampliando las instalaciones. El seguimiento internacional, con retransmisión televisiva incluida, llegó a millones de personas de todo el mundo.

Carles Senso, l’Alcúdia