ONCE IDEAL COTIF FEMENINO 2019

Jana y Colonques encabezan el once ideal del COTIF

 

El torneo femenino ha contado con algunas de las futuras estrellas del fútbol internacional y talentos de países emergentes

 

Raül Barberà y Rubén Sebastián, l’Alcúdia

 

8 de agosto de 2019.- El Cañamás Naranja COTIF Femenino es, cada año, un escaparate para algunas de las mejores futbolistas, tanto nacionales como internacionales. Este verano, en su octava edición, han jugado sobre el césped de Els Arcs algunas de las futuras estrellas del balompié español, pero también jugadoras de países en los que el deporte rey empieza a ser, cada vez más, una opción para las mujeres. Este es el once con las mejores futbolistas que han competido a lo largo de estas dos semanas.

 

María López: La guardameta de la Rojita se ha repartido los minutos con su compañera Elene Lete. Aunque la portera de la Real Sociedad no ha encajado ningún gol, la del Granada ha demostrado más sobre el campo. Se ha mostrado segura siempre y contra el Villarreal realizó intervenciones que ayudaron a asegurar la victoria de la selección. Una garantía contra los remates, se produzcan de la manera que se produzcan.

 

Nerea Nevado: La lateral zurda -a pesar de ser centrocampista, en la selección se amolda muy bien a esa posición- ha cumplido con creces su cometido en ese costado con inteligencia y desequilibrio. No extraña su debut la pasada temporada en Primera División. Es una de las grandes promesas del Athletic Club.

 

Silvia Gallego: Habitualmente juega de centrocampista, pero a sus veinte años en este COTIF ha demostrado que es una jugadora polivalente. De hecho, ha saltado al campo como defensa y no tiene nada que envidiar a centrales que lleven jugando en esa posición toda la vida. Con ella sobre el campo, el Villarreal ha sido mejor y ha concedido menos ocasiones.

 

Ashalata Devi: India ha sido una de las gratas sorpresas del COTIF. Ha pasado de ser la Cenicienta del torneo a luchar por un hueco en la final. La central asiática se ha ganado el brazalete de capitana a base de buen juego. Lucha por cada balón y, pese a que su nivel sigue alejado en lo táctico y en lo técnico de las grandes del mundo, sabe posicionarse en el eje de la zaga. No le tiembla el pulso a la hora de tirar penaltis.

Jana Fernández: Es uno de los nombres propios del torneo. Su irrupción por el carril diestro ha sido fundamental en La Rojita, aportando velocidad, regate, desborde, pases y goles. Demuestra competitividad y vitalidad en cada acción y lo complementa con una buena capacidad táctica. ADN Barça. Una de las mejores del torneo.

Bala Devi: Ha ido creciendo con el paso de los partidos. Atesora una buena zancada que le hace ser muy importante en las transiciones defensa-ataque. De sus botas han nacido gran parte de los goles asiáticos.

Irene López: Las continuas rotaciones -normales en un torneo con tantos partidos en pocos días- han dificultado poder ver la regularidad de Irene López, pero no le han hecho falta muchos minutos para dejar muestras de su atracción sobre el balón, siempre con la etiqueta de centrocampista “llegadora” colgada y una zurda de oro.

 

Paola Hernández: La magia canaria hecha jugadora. Tiene 17 años recién cumplidos pero es una fija en las categorías inferiores de la Selección Española. Le sobra talento y rebosa calidad por los cuatro costados. Los ataques del combinado nacional serían menos peligrosos sin ella. Es el cerebro que cualquier equipo querría en sus filas.

 

Asun Martínez: La banda izquierda de España no sería la misma sin ella. Ha jugado como extremo, aunque también se la ha visto por el centro del ataque. Tiene velocidad, no rehúye los uno contra uno y aporta tanto grandes pases como goles. Viene de marcar once en la pasada temporada. No es de extrañar que el Valencia haya fichado a una jugadora tan prometedora.

 

Nazaret ‘Naza’ Segura: La canaria, que despuntó durante su estancia en el Joventut Almassora, no ha pasado desapercibida sobre el césped de Els Arcs en sus primeros minutos como ‘grogueta’. Su movilidad en zona de ataque ha puesto en jaque a más de un sistema defensivo. Con buen tono físico, ha aparecido por ambos flancos y por el centro, ha hecho goles, ha sumado asistencias e incluso provocado expulsiones.

 

María Colonques: Su nombre es sinónimo de gol. Se la suele ver pegada a la banda derecha, pero tiene una gran facilidad para moverse por la media punta e incluso la delantera. Es la máxima realizadora del torneo y ha quedado patente que tiene cualidades para jugar en cualquier posición del ataque ‘groguet’: tiene desborde, juega bien entre líneas y se mueve dentro del área como una ‘9’. Una atacante total.

 

Menciones especiales. No todas las jugadoras caben en un once ideal, pero lo cierto es que muchas han dejado destellos de calidad. Mauritania ha contado sus partidos por derrotas y siempre muy abultadas; es curioso, por tanto, que una de sus jugadoras más destacadas haya sido la portera, Salimata Samba: ha parado penaltis, ha despejado balones, ha salido bien a por balones altos… una guardameta muy completa que no pudo evitar el aluvión de goles de equipos superiores. Si India ha sido una de las revelaciones, no se puede quedar sin destacar el papel de Grace Dangmei, una extremo que tiene velocidad, calidad y gol. Una jugadora que dejó también grandes muestras de calidad es Emilie Doerksen, la delantera de Bolivia fue la mejor de las suyas, aunque no fue capaz de anotar goles hasta enfrentarse a la débil Mauritania; se hartó a marcar. También es digno de reseña el papel realizado por Ainhoa Marín, la atacante del Espanyol tiene facultades para convertirse en una de las referencias de la Roja en los próximos años. Por último, no ha pasado desapercibido para nadie que Bea Prades es una de las figuras destacadas del Villarreal, ha dirigido al submarino amarillo en su camino por el COTIF.

 

Utilizamos cookies, para evaluar la actividad de la Web y mejorar nuestro servicio.

Para obtener más información o cambiar su configuración, pulse aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies