Las mujeres futbolistas sólo reivindicamos nuestro merecido espacio

 

El Cotif y AFE reúnen a cinco conocidas futbolistas y dirigentes para debatir sobre la situación del fútbol femenino, sus perspectivas de expansión y los obstáculos experimentados a través de sus largas trayectorias.

El Cotif fue uno de los primeros torneos internacionales en apostar fielmente por la presencia del colectivo femenino en el mundo del fútbol. Este año, en su XXXV aniversario se ha decidido seguir en esa línea debido a su enorme proyección tras el éxito de las anteriores ediciones. Para reafirmar ese compromiso, a través de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), se celebró ayer lunes una mesa redonda en la Casa de la Cultura de l’Alcúdia en la que se debatió sobre el crecimiento del deporte rey entre las mujeres. Participaron la presidenta del Comité del Fútbol Femenino de la AFE, Fe Robles; la coordinadora del Levante UD, Maider Castillo; la jugadora del CD Tacón María Ruiz; la del Madrid CFF Laura del Río y la ex del Athletic Elisabeth Ibarra.  “Es cierto que se ha notado el cambio, pero todavía hay que trabajar en los pequeños detalles. Si se consigue mejorar en ese aspecto, aunque sean progresos mínimos, para nosotras será un paso agigantado hacia un fútbol más reconocido”, aseveró Laura del Río. Por su parte, Maider Castillo defendió que el Levante UD es un club pionero al ser el primero que apostó por el fútbol femenino. “A día de hoy me entran ganas de jugar hasta a mí. Se ha crecido mucho y la sociedad cada vez está más concienciada. Ahora que estoy yo detrás y hago de coordinadora, lucho por conseguir para las chicas lo que yo no he tenido. Lo que realmente se merece este deporte”.

Fe Robles fue la impulsora de la primera Asociación de Mujeres Futbolistas y garantizó que la inyección de dinero por parte de empresas privadas ha provocado un mayor auge del fútbol femenino. No obstante, defendió que las féminas pelean por ganarse sus portadas, no para que se pague por salir en los medios de comunicación. “Hay veces que se cree que queremos desplazar al otro fútbol, cuando lo que nosotras reivindicamos es nuestro merecido espacio. Por suerte, hoy tenemos a la primera generación de chicas que se creen profesionales y eso ya es un gran paso. Todavía existen unas diferencias salariales muy importantes, pero estamos trabajando para crear un marco que pueda regularlo”.

Las cinco participantes defendieron que su opinión merece tener un sitio en las decisiones de los altos cargos, porque “somos nosotras quienes mejor conocemos la realidad y en ese aspecto, sería importante trabajar una estructura piramidal por categorías. No puede ser que en Segunda División haya más de cien equipos compitiendo”, arguyó Ruiz. También hablaron del papel de la Selección Española y la importancia de los éxitos para el fútbol femenino. “Si a ellas les va bien, a nosotras también nos ira bien. Crecimos sin referentes y ahora, las niñas que desean jugar a este deporte tienen a alguien a quien aferrarse. Pueden sentirse identificadas. Se ha mejorado en el aspecto formativo y metodológico y hay que seguir potenciándolo en las inferiores, donde habría que incidir más para que el fútbol femenino español tenga una base sólida”, explicó María Ruiz.

Hoja de ruta

Robles criticó que la LFP y la FIFA traten al fútbol femenino como un producto. “Entiendo que lo que buscan son ingresos y ganar dinero pero no deben olvidar que por encima de todo somos personas y somos nosotras quienes lucharemos para progresar y velar por nuestros derechos”. Por último, Castillo e Ibarra aseguraron que cualquier jugadora quiere estar en el Cotif. “Es un ejemplo para otras ciudades. Es un torneo maravilloso, que todavía tiene mucho camino por delante. Puede convertirse perfectamente en una Copa Algarve. Todos los años está marcado en el calendario como un certamen futbolístico de primer nivel. A los equipos que inician la pretemporada les viene fenomenal”, sentenciaron.

Cerró el acto el presidente del Cotif, Eliseu Gómez, que prometió que el torneo femenino tiene previsto ser un calco del sub-20. “Queremos que por Els Arcs pasen las mejores jugadoras del panorama nacional e internacional. Ha costado mucho llegar hasta aquí, pero vamos a seguir hacia delante. Apostando por equipos y selecciones de primer nivel con el objetivo de que se convierta en un referente, tal y como es nuestro torneo masculino”. La mesa, que concentró a decenas de personas, la abrió Andreu Salom, alcalde de l’Alcúdia, que aseguró que las mujeres representan el esfuerzo, el sudor y los valores que debe aunar una sociedad en su conjunto. “Con este tipo de acciones se demuestra que el sueño de la paridad es posible”, declaró. Asimismo, el primer edil confirmó que el torneo contará este año con nuevas instalaciones en Els Arcs.